Vivir el presente con la practica de mindfulnes

¿Sabes saborear tu vida?

Dicen los expertos que la mejor forma de que nuestra vida tenga un sabor dulce y placentero es aprendiendo vivir en el presente, en el aquí y ahora.

Cuando se ancla la vida en el pasado, lamentando todo lo malo que pasó o pensando que los acontecimientos pasados fueron mejores que los del presente, estas dejando de vivir. Cuando vives esperando que suceda algo futuro para que la vida cobre sentido, estás dejando de vivir y, además, tu vida se llena de angustia. Estar plenamente consciente de nuestra vida actual no es tarea sencilla, pero es la mejor forma de equilibrar tu existencia y recobrar la serenidad.

Tu mente divaga entre el pasado y el futuro, de allí la complejidad de poder saborear lo único que realmente es posible, nuestro presente. El pasado se fue y no volverá, el futuro es incierto, solo nos queda el presente, el hoy, el ahora. Ser consciente de cada momento en el que vivimos, hace posible que podamos saborear cada instante y conectar con nosotros mismos y con lo que nos rodea, sin renunciar al pasado ni a la ilusión del futuro.

“La vida es lo que te pasa mientras estás haciendo otros planes”, decía John Lennon; si haces un esfuerzo por ser consciente de cada momento presente podrás experimentar lo que te sucede desde otra perspectiva, sin estrés y sin ansiedad.

Querer tener el control de todo es imposible, es bueno ser precavidos, porque esto nos permite poder protegernos y estar alertas, pero de ahí a estar pensando más en un futuro que aún no ha llegado, es vivir agobiados y perder el tiempo presente. Lo mismo podemos decir que pasa si nos enganchamos al pasado y a emociones o viejos hábitos que no nos dejan evolucionar.

El presente es el día a día, con sus buenos y malos momentos; estar consciente de cada uno de ellos nos fortalece porque aprendemos a lidiar con los problemas y a aceptar lo que no es posible cambiar y encontrar la mejor solución para aquello que podemos mejorar.

La practica de disciplinas como el mindfulnes consiguen que podamos vivir en el presente, sobre todo, cuando nuestro presente se torna difícil y es mucho más complicado asumir la realidad, así, esta practica nos permite poder tomar conciencia y vivir una vida más plena.

Ejercítate en el ser consciente en cada momento en el que vives, de tus emociones, sensaciones, de lo que captan tus cinco sentidos; con la practica aprenderás a saborear cada instante sin juicios y con serenidad. La sociedad de mindfulnes y salud dice: “En contraposición, una vida en la que no ponemos atención, en la que nos encontramos más preocupados por lo que ocurrió o por lo que aun no ha ocurrido, nos conduce al descuido, el olvido y al aislamiento, reaccionando de manera automática y desadaptativa”.

Vivir el presente es un acto de amor a nosotros mismos, es saber que solo tienes tu presente y, que hagas lo que hagas es el que determina tu equilibrio, paz y felicidad.

Angelica Sanchéz-Moreno Alzamora
angelica.sanchezmoreno5@gmail.com
2 Comments
  • Thania
    Posted at 16:27h, 22 agosto Responder

    Hola Angélica. Buen post, claro y preciso. Acerca de vivir pensando en el pasado o muy preocupados por el futuro, puedo decir, por experiencia propia, que lleva a una vida de depresión y ansiedad. Depresión por lo que fue o pudo haber sido, y ansiedad por lo que podrá pasar. En total, son miedos imaginarios que no podemos controlar. Lo he aprendido a los golpes, pero ahí vamos.

    Saludos.

Post A Comment