Cambia tus pensamientos y se feliz

DESAFÍA TU MENTE PARA CONSEGUIR LA FELICIDAD

Es tu mente la que hace posible que tus sueños se hagan realidad, aunque, es esta misma la que en algunos casos, te subyuga y te apresa en sus entrañas como si fueses su  esclavo, para que no puedas conseguir aquello que te hace feliz.

Somos lo que nos imaginamos que somos, nuestros pensamientos condicionan nuestras emociones y nuestros actos. Nuestra mente actúa como un filtro que hace posible u obstruye lo que deseamos hacer. Cada pensamiento es como un impulso eléctrico que hace que sintamos y actuemos de una determinada manera; tener el control de nuestra mente, es el paso necesario para conseguir vivir desde una perspectiva más plena y próspera.

Cuando pensamos que no podemos, no podemos; si pensamos que somos incapaces, no conseguimos nada de la vida; por el contrario, si nuestra autoconfianza es alta y tenemos una mirada positiva de los acontecimientos de nuestro día a día, nuestra mente generará los pensamientos idóneos para que avancemos y busquemos las soluciones a cualquier impedimento.

Todo empieza con el amor por nosotros mismos, por respetarnos y querernos tal como somos, este es el comienzo de los pensamientos edificantes, de aquellos que nos permiten que nuestra vida fluya de forma armoniosa. Para empezar a cambiar la rutina de tus pensamientos, te propongo practicar los siguientes hábitos:

  1. Evita criticarte a ti mismo. Busca la aprobación propia, porque este tipo de pensamientos es sanador, escoge pensamientos nutritivos que te hagan crecer. Dale valor a todo lo que haces.
  2. No te atemorices a ti mismo. No uses el efecto bola de nieve con cualquier hecho negativo, porque empiezan en pequeño y terminan en nuestra mente como grandes catástrofes. Cada vez que te veas asustándote a ti mismo, cámbialo por otro que te de paz. Practica mucho y verás que se convertirá en un hábito.
  3. Se agradable, amable y paciente contigo mismo. Muchas veces somos excelentes personas con los demás, sin embargo no te toleras a ti mismo. Planta nuevos pensamientos y bloquea cuanto antes cualquier pensamiento negativo sobre ti y, date la oportunidad de aprender cosas nuevas, al principio será complicado, pero luego te sentirás gratificado por haberlo conseguido y será como si siempre lo hubieses sabido. La clave es darte el justo valor a ti mismo.
  4. Realiza afirmaciones positivas sobre aquello que deseas cambiar o conseguir, al comienzo pensarás que esa rutina es vana e inútil, pero si eres constante al poco tiempo verás los resultados de gestar esos pensamientos a través de las palabras.
  5. Aprende a relajarte. Cuando una situación te desborde para, respira, respira y respira, profundamente. Busca una imagen, un paisaje o recurre al recuerdo de una situación placentera, contempla esta por un minuto y sigue respirando. Dile a tu subconsciente: “Yo soy importante, me amo y soy capaz de enfrentar cualquier situación por difícil que sea”. Recuerda que la importancia de los acontecimientos la determinas tu. 
  6. Recurre a tu sabio interior. Cuando te encuentres desorientado, detente, relájate y pregúntale a ese sabio interior. Dile tu pregunta como si realmente estuvieras frente a un sabio, mejor si lo haces mirándote a un espejo, conécta contigo mismo, te sorprenderás del resultado.
  7. Fomenta tu creatividad. Crea pensamientos sobre ti mismo que te ayuden a ser mejor persona, a sentirte motivado y sobre todo, pensamientos que te hagan fluir con la vida, pensamientos que hagan posible que las energías que hay en tu cuerpo fluyan y reaviven el poder físico y mental que hay dentro de ti.
  8. Elógiate. Aunque creas que no lo merezcas, el elogio propio tiene un gran poder. No te enfades contigo mismo, busca el sentido del humor para los malos momentos.
  9. Erradica las creencias limitantes. Esos pensamientos que traes del pasado y que te hacen creer que la vida es gris y que no eres capaz de conseguir todo lo que te propones, reemplázalos por otros que sean más edificantes.
  10. Aprende a motivarte. Es el impulso mental que nos da la fuerza necesaria para iniciar la acción, es el motor de la vida. No recurras a los vicios como las drogas alcohol, tabaco, comida, etc., evitarlas es un acto de amor hacia nosotros mismos. Los vicios tienen un terrible precio que luego hay que pagar y, aunque parezcan que te dan el equilibrio que buscas, su efecto es todo lo contrario. Todo empieza por amarse a si mismo, erradica esos sentimientos infantiles de no ser lo suficientemente bueno, cuando empieces a apreciarte y valorarte, tu forma de apreciar y disfrutar la vida, también cambiará.

Empieza hoy mismo a desafiar tu mente, escucha lo que piensas, quédate con lo que te potencia y, erradica todo lo que te desvalora. Empieza por amarte a ti mismo, recuerda que es el principio de una vida feliz, perdónate por haber estado anclado a una vida con patrones negativos hasta ahora. Si no puedes conseguirlo por ti mismo, busca ayuda, vivimos en un momento en el que las tecnologías son un gran apoyo para la vida actual; es así, que puedes saber de la existencia de este blog y puedes leer esto ahora mismo. Sea de la forma que sea, debes saber que tienes derecho de ser feliz y depende de ti y de tu forma de gestar tus pensamientos.  Empieza ya.

 

Angelica Sanchéz-Moreno Alzamora
angelica.sanchezmoreno5@gmail.com
No Comments

Post A Comment