el-origen-mental-de-las-enfermedad

CÓMO ENFERMA TU CUERPO

Si sufres algún tipo de enfermedad, ya sea leve o grave, conocer su origen puede ayudarte a sanar. Si sabes cuál es la causa, eliminar lo que la produce puede curarte.

Quizá te estés preguntando que tiene que ver este tema con los temas que se tratan en este blog, no es una bitácora de medicina pensarás; pero como sabes, este es un blog que siempre ha promovido el equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu y, si uno de estos aspectos está dañado, dañará a los otros. Por ese motivo creo que es bueno que conozcas el origen de los males del tu cuerpo.

Expertos, como el Dr. Hammer y, el médico investigador Vicent Guillén de la Universidad de Valencia, nos explican que muchas enfermedades relacionadas con el tracto digestivo, la columna, las alergias y muchas otras, como puede ser la caída del cabello, hasta más graves, como el cáncer, tienen su origen en nuestra mente. Podéis ver el vídeo sobre la explicación que él hace, al final de uno de los POST ya publicado en este blog. La forma de pensar y afrontar los diferentes acontecimientos que suceden en nuestra vida, influyen de una forma decisiva en la formación de las enfermedades y, si no conseguimos ser conscientes de este hecho, la enfermedad avanza y puede alcanzar el punto de no retorno, de no curación.

Como pienso siento y, como siento actúo. Tu vida es el producto del acumulo de tus decisiones. Cuando la culpa recae en los acontecimientos que suceden o han sucedido en tu vida, no te haces responsable de las decisiones que has tomado cada día frente a ellas; si reconoces que eres el único responsable de tu forma de actuar frente a los hechos de tu vida, puedes cambiarlos y modificarlos y, esto te da la libertad de escoger entre una vida con salud o enfermedad. Emociones como la tristeza, ansiedad, depresión y el miedo, son los los principales causantes de tus males.

¿Qué es lo que determina que una persona piense y sienta de una forma u otra? Las creencias.

Una creencia es el sentimiento de certeza sobre el significado de algo. Es considerar verdadero algo que se cree que así es. Por ejemplo, si crees que solo pueden triunfar las personas que tienen estudios universitarios y, tu no los tienes, de esta forma has sentenciado que jamás podrás triunfar. Pero, como todos sabemos hay miles de casos de personas que sin tener estudios superiores han conseguido grandes logros en sus vidas, por lo tanto, esa es tu creencia y puedes rebatirla observando fuera de ti. Así para todo.

Nuestras creencias se forman en nuestra niñez, condicionando nuestros pensamientos y nuestra forma de actuar. Todo esto incide en la forma cómo resolvemos los conflictos que se presentan en nuestra vida, la forma cómo los afrontamos y de las capacidades de las que disponemos como la seguridad, valentía, resilencia, el positivismo, etc. los que hacen posible que estemos mejor capacitados para enfrentar las desavenencias de la vida.

Mente, cuerpo y espíritu son uno solo; desde la teoría de la física cuántica, sabemos que cuando uno esta en desequilibrio daña a los otros. Cuando nuestra mente se ve afectada, el espíritu también sufre y el cuerpo enferma.

Empieza por cuestionar tus creencias sobre la vida y sobre cómo crees que deben ser las cosas. ¿Preguntate quién ha dicho que las cosas deben ser cómo tu crees, dónde se origina lo que tu crees que es lo verdadero y correcto? Seguro que tu respuesta será en mi madre, mi padre, mi maestro o alguna persona que influyó en tu niñez. Trabajar nuestras creencias nos abre la posibilidad de encontrar otras opciones, nos abre caminos alternativos, nos da la posibilidad de ser más felices y nos da nuevas esperanzas. “La esperanza es una cosa buena, quizá la mejor de todas, y las cosas buenas nunca mueren” (Stephen King).

Angelica Sanchéz-Moreno Alzamora
angelica.sanchezmoreno5@gmail.com
No Comments

Post A Comment