Ejercicios para ser más consciente

TU VIDA DESDE OTRO PUNTO DE VISTA

Si estás pasando por momentos difíciles, con estrés, ansiedad, situaciones dolorosas y, has sentido que tu motivación es cero para hacer algo al respecto; podría haber llegado tu momento para tomar una decisión, porque como dijo el sabio Einstein: “locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes”.

Generalmente cuando la vida se complica y sientes que tocas fondo, la gran mayoría de las personas simplemente esperan, que ‘la mala racha pase rápidamente’ o que el tiempo lo cure o arregle todo y, puede que eso pase o, que casi sin darte cuenta, esa nueva situación, se convierta en tu nueva forma de vida.

Es cierto que hay situaciones muy duras, pero también es verdad que nos aferramos a las escasas posibilidades que conocemos y creemos que son las únicas; porque es lo que hemos aprendido y lo que nos han enseñado y, la incertidumbre de arriesgarnos e ir más allá nos da miedo. Creemos que no queda otra que esperar que el tiempo lo arregle todo o, que haya un golpe de suerte o, que un milagro lo solucione. Y si os dais cuenta, todo lo anterior deja a la persona a merced del destino, cayendo en la trampa de creer que poco o, casi nada, puede hacer por sí misma para conseguir el cambio que desea.

Los cambios en nosotros mismos, por pequeños que sean, siempre generan un cambio en nuestra realidad. Lo difícil es ser consciente que esto es un hecho y que es posible. Pero una vez que la persona descubre que depende de ella misma que su vida gire hacia el lado deseado, ya nada la detendrá. La clave está en el darse cuenta, en poder ver las cosas desde una perspectiva más clara y ampliar el campo de enfoque.

Poder tener una vida más plena y feliz depende más de nosotros mismos que de las circunstancias, los hechos son los hechos, pero cómo los interpretemos y decidamos que estos formen o no, parte de nuestra vida, determinará la calidad de nuestra existencia.

A veces nos ahogamos con un problema, sufrimos y nos desvelamos, nos dañamos emocional y físicamente, si, porque como ya lo hemos tratado en ocasiones anteriores, nuestros pensamientos pueden enfermarnos; todo esto sin saber que con un cambio en nuestra percepción y en nuestro hacer, podríamos mejorar o revertir la situación. Debemos estar alertas para saber distinguir entre lo que es real y lo que es fruto de nuestras fantasías o suposiciones.

El Centro de Psicología Gestalt, en un artículo publicado en su web, nos propone una serie de ejercicios muy útiles con los que puedes empezar a ampliar tu conciencia. Tomate el tiempo necesario para realizarlos, con la practica irás notando el cambio.

  1. Sé sólo un observador de tu darte cuenta y advierte hacia dónde va. Verbalizate para ti mismo: “Ahora me doy cuenta de …” y finaliza la frase con aquello de lo cual te estás dando cuenta en este momento …
  2. Enseguida puedes darte cuenta si eso es algo de afuera, interior o una fantasía , un pensamiento o una imagen ¿Qué es? … ¿Hacia dónde se dirige tu pensamiento? …
  3. ¿Te das cuenta más de tus cosas de fuera de tu cuerpo, o de sensaciones debajo de tu piel? …
  4. Dirige ahora tu darte cuenta al área de lo que te estás dando menos cuenta, exterior o interiormente, y date más cuenta de ello …
  5. ¿Hasta qué punto estás ocupado con fantasías, pensamientos o imágenes? …
  6. Nota que mientras estás ocupado con un pensamiento o una imagen, tu darte cuenta de la realidad exterior o interior decae o aún desaparece …

Espero que estos ejercicios puedan ayudarte; teniendo en cuenta, que muchas veces las situaciones y problemas que surgen en nuestra vida podrían ser canalizadas de formas alternativas y, que percibirlas desde otro punto de vista nos da más opciones para evitar grandes sufrimientos. Ser más conscientes nos ayuda a poner cada cosa en su verdadero lugar y encontrar una solución o alternativa para seguir adelante.

Angelica Sanchéz-Moreno Alzamora
angelica.sanchezmoreno5@gmail.com
2 Comments
  • Flor Orlovac
    Posted at 15:03h, 05 septiembre Responder

    Muy buenas sugerencias, en vez de conformarse y decir: “es mi destino y no lo puedo cambiar”. Muy positivo tu posting.

    • Angelica Sanchéz-Moreno Alzamora
      Posted at 14:14h, 06 septiembre Responder

      Gracias por tu comentario Flor, el primer paso es justo ese, tomar conciencia sobre la capacidad que tenemos las personas sobre las riendas de nuestra vida. Un abrazo.

Post A Comment