Cambia tu vida

¿ APLICAS EL BREXIT EN TU VIDA?

El ‘Brexit’ es un juego de palabras que asocia la palabra Britain (Gran Bretaña) con la palabra Exit (salida), la misma que ha sido usada para el referéndum sobre la salida de este país de la Unión Europea y, que a mi parecer, está relacionada con dos principios: libertad y responsabilidad.

Si aplicamos este hecho -que ha tenido grandes repercusiones- y sus dos principios a nuestra vida, podríamos entender mejor nuestra situación actual. Si te quejas de la vida que tienes hoy, deberías hacer un recuento de las decisiones que tomaste en el pasado. Si decides seguir por el mismo camino solo conseguirás llegar al mismo lugar, tienes la libertad de decidir qué hacer, piensa que hoy es el tiempo pasado de tu futuro.

Cuando no se sabe aprovechar la libertad a decidir y, es la desidia, o el ‘sueño del tonto’, en dónde se cree que la vida mejorará por arte de magia sin tener que realizar cambios y acciones concretas, lo único que se puede conseguir, es más de lo mismo. El cambio no solo significa cambiar de pareja, de casa o de trabajo; el cambio está más relacionado con tu forma de actuar y, de relacionarte con la vida, de ser responsable de tus actos, de no buscar culpables, sino más bien, de asumir la valentía de tus errores y, sobre todo, de enmendarlos; es decir, el cambio empieza dentro de ti. “La libertad supone responsabilidad. Por eso la mayor parte de los hombres le teme tanto” (George Bernard Shaw, escritor irlandés).

La vida es una elección permanente, un referéndum si se quiere, para decidir si te quedas como estás o de una vez por todas, actúas con responsabilidad. Piensa en alguien que admiras o te gustaría parecerte y pregúntate: ¿Qué haría (él o ella) si tuviera la edad que tengo en mi situación?

Somos el producto de nuestras decisiones y, si ya lo sabes, ¿por qué sigues actuando igual?

Nuestra vida está formada por todas las respuestas que damos a las diferentes circunstancias que nos toca vivir. Tanto si lo hacemos conscientemente como si es inconscientemente. Cuanto más atentos estemos del presente y más conscientes seamos de los hechos, mejor podremos responder, actuar y, obtener resultados. Por lo tanto tu responsabilidad de decidir se refleja en lo que has obtenido de la vida.

Ser responsable conseguirá que puedas obtener la vida que deseas, posibilitará que veas los errores que cometiste y, te impulsará para que tomes la decisión de actuar. Querer librarse de la responsabilidad de los propios actos, es como cuando esconde la cabeza el avestruz, no nos queremos enterar, pero ahí están los hechos sin poder negarlos. Lo mejor, asumir la responsabilidad de cada uno de nuestros actos y, enmendarlos o cambiar de sendero. Emprender un nuevo camino puede ser difícil al comienzo, pero luego, no habrán más arrepentimientos futuros y te sentirás una persona plena y dueña de su propia vida.

Recuerda, si tu cambias todo cambia.

Toma tus errores del pasado como experiencias, no se trata de sentirse culpable, es más bien, un sabio aprendizaje para saber enmendar lo erróneo y acrecentar lo bueno. Piensa en las consecuencia futuras de tus decisiones, actos, palabras y pensamientos actuales; piensa cómo puedes mejorar tu responsabilidad de decisión, abandona (exit) tu zona de confort. Si quieres una vida diferente y ser feliz, elige tus decisiones con responsabilidad.

Angelica Sanchéz-Moreno Alzamora
angelica.sanchezmoreno5@gmail.com
No Comments

Post A Comment