AMA A TU NIÑ@ INTERIOR

AMA A TU NIÑ@ INTERIOR

Todos tenemos un niño interior dentro de nosotros. Cuando conseguimos amarlo, sanarlo y aceptarlo plenamente, nuestra vida se caracteriza por una estancia más feliz y equilibrada.

El niñ@ interior está constituido por nuestro ser emocional y, por esa parte nuestra formada por las experiencias vividas en nuestra niñez que perduran dentro de nosotros. Las situaciones y  los hechos que suceden cuando somos niños se quedan como enquistados dentro de nuestro ser, creando fisuras emocionales que hacen que cuando somos adultos, no consigamos entender lo que nos pasa y, quedamos entrampados en un mundo de confusas emociones y creencias sin resolver.

Tener una vida de éxito como adultos dependerá de que hayamos podido conquistar a nuestro  niñ@ interior.

 Si queremos que este niñ@ sea nuestro aliado tendremos que aprender a escucharle y acoger sus sentimientos, también enseñarle a poner límites saludables a sus reacciones y a sus comportamientos; así, de esta forma, estaremos preparados para tomar el control de la situación y poder vivir con paz, equilibrio y no desperdiciaremos nuestras energías en luchas sin sentido.

La finalidad de que consigas sanar a tu niño interior no es encontrar culpables.  Lo que te pasó siendo niñ@ no podías controlarlo, pero ahora que ya eres adulto puedes decidir y, reencontrarte con tu niñ@ perdido que clama por que le escuches, razones con él/alla, le des apoyo y todo tu amor incondicional, que está necesitando para poder sanar esas viejas heridas.

La reconciliación con tu niñ@ interior es el primer gran paso para sanar y mejorar tu autoestima.

  ¿Te has preguntado de dónde viene esa culpabilidad, aislamiento, soledad, tristeza, perfeccionismo, estrés, ansiedad, desvaloración, falta de motivación, etc.? Son producto de creencias irracionales, de interpretaciones erróneas, de hechos y, de experiencias con las que no podías lidiar ni hacer nada en ese entonces siendo niñ@, ahora en tu presente,  puedes cambiar esas circunstancias y empezar a amarte como te lo mereces.

Una de las  mejores formas de poder sanar a tu niño interior es aprendiendo a escucharle. ¿Qué quiere esa parte de ti que has tenido callada durante tanto tiempo y qué es lo que necesita para sentirse feliz? ¿A que le teme y qué necesita para encontrar su equilibrio en cuerpo, mente y espíritu?

Estas tres acciones pueden ayudarte a  reconciliarte con tu niño interior:

  1. Mantente alerta para detener el diálogo interior negativo.
  2. Practica la asertividad y no te justifiques por lo que consideras justo.
  3. Dedica 10 minutos diarios de tu tiempo a tu niño interior para escuchar sus requerimientos, también, para contarle tus propias inquietudes, necesidades, deseos y aspiraciones, de esta forma, se sentirá más querid@ y aceptad@ y, poco a poco, volverá a ser un niñ@ sano y, por consiguiente, tu niñ@ adult@, también sanará y recuperará la alegría y felicidad de la infancia.

 

Debo reconocer, que cuando trabajo con mis clientes su niñ@ interior, muchos de los procesos que realizo se aceleran significativamente, porque muchas veces, se trata más que nada de recuperar el amor y la aceptación perdida y de volver a la frescura, sabiduría y alegría de la niñez. Te recomiendo la peli “Un encuentro conmigo” con Bruce Willis, es muy entretenida y trata este tema de una forma genial.

Angelica Sanchéz-Moreno Alzamora
angelica.sanchezmoreno5@gmail.com
No Comments

Post A Comment