La-desesperación-de-estar-en-paro

LA DESESPERACIÓN DE ESTAR EN PARO

Este post se publica a petición de algunos de los suscriptores de este blog.

Aunque no soy una experta en la búsqueda de trabajo, espero que el tratamiento de este tema os sirva como punto de partida para poder salir de la dolorosa situación actual.

Para empezar os diré que el estado de ánimo es fundamental en estos casos, desesperarse y deprimirse no ayuda, entiendo que cuando se nos acaban las fuerzas todo se ve negro, pero hay que luchar por mantener el equilibrio emocional, que es lo único  que depende de uno mismo, así como la fuerza de voluntad para sobreponerse; mientras  se pueda mantener el equilibrio, más fácil será encontrar una salida. Desesperarse nubla el pensamiento, no vemos las oportunidades y, hace que tomemos decisiones erróneas.

Recuerda que tú y todo lo que te rodea es energía, tus pensamientos son energía y, si bloqueas esa energía con depresión y desesperación, deja de fluir y todo se torna confuso, nos derrumbamos y nos volvemos propensos a una serie de enfermedades y malestares físicos. La prosperidad mejora cuando estás fuerte para atraer las circunstancias correctas y la gente correcta para que te apoye en el logro de tus metas.  Cuando no estás preocupado el dinero viene a ti; si estás preocupado, esa preocupación tiene una energía que te bloquea, el dinero es algo físico, es energía como el aire, piensa que estás rodeado de esa energía.

Se suele decir que el dinero no es la felicidad, pues te digo que debes cambiar ese pensamiento, porque tener dinero es bueno, nos permite lograr todo lo que queremos, es la recompensa por tu trabajo y te hace feliz; tener mucho dinero te beneficia a ti y a los que te rodean y, si tienes abundancia, puedes compartirla y ayudar a otros, este pensamiento es la mejor forma de atraer hacia ti la energía del dinero.

Modifica tu forma de pensar y analiza las creencias limitantes que tienes respecto al dinero, como por ejemplo, que ‘el dinero es sucio`, ‘que no es bueno tener mucho dinero’, ‘que desgracia que todo sea dinero’, ‘el dinero atrae dinero’, u otras formas de pensar erróneas que has aprendido durante tu niñez; porque es en esa etapa, en la que adquirimos la mayor parte de nuestras creencias, tanto las que nos potencian, como las que nos limitan.

A partir de ahora empieza a trabajar en todas esas áreas que te están bloqueando y debilitando tu energía, conseguir tus metas y objetivos será más fácil si tu fuerza y poder interior pueden fluir sin bloqueos y no olvides mejorar tu autoestima que es el pilar de tu personalidad.

Aquí te dejo 5 recomendaciones que según mi experiencia podrían ayudar:

  1. Traza un plan de acción hacia la búsqueda de trabajo o buscar clientes, depende a lo que te dediques;  que buscar trabajo sea un trabajo, levántate temprano, realiza una rutina como si realmente estuvieras trabajando, agota todos los lugares a través de los cuales puedes aplicar a un puesto de trabajo. Dicen los conocedores, que ante la avalancha de demandantes de una oferta de trabajo en internet, las empresas solo miran los 30 primeros curriculums que reciben, así que ya sabes, a por los primeros lugares.
  2. Investiga sobre las nuevas formas de hacer un curriculum, infórmate acerca de las nuevas carreras y puestos de trabajo que están siendo demandados; también, puedes usar este tiempo para descubrir tus dones, habilidades y quizá también puedas descubrir el trabajo de tu vida. Te diré lo que dice un artículo en el diario digital Expansión: “A nuevos tiempos, nuevos problemas, y también nuevas soluciones, sobre todo en lo que se refiere a la búsqueda de empleo”, aquí te dejo el enlace del artículo completo por si te interesa.
  3. Mantén activa tu red de amigos y conocidos, si no la tienes empieza a formarla, al fin y al cabo, ahora tienes tiempo, cuantos más sepan que estás buscando trabajo, más posibilidades de que te enteres de algo o de alguien que te puede dar un buen dato.
  4. Cuida tu físico, come sano y haz ejercicio, hacer deporte activa las hormonas de la felicidad y te ayudará a levantar el ánimo, recuerda que lo necesitas y que es tu más grande activo.
  5. Ten la mente abierta, puede que necesitéis hacer cambios en tu vida, cambiar de ocupación, de carrera, de ciudad o, que mientras encuentras lo que realmente quieres, tengas que realizar algún trabajo que te guste menos; lo importante es que no cierres tu mente a otras posibilidades, o a cambios en tu propia persona, como mejorar tu carácter, tu sociabilidad, tu físico, tus ideas, tus creencias, etc.

Para terminar te dejo con una hermosa frase de Héctor Tassinari que a mí siempre me viene bien cuando estoy de bajón: “Dios no te hubiera dado la capacidad de soñar sin darte también la posibilidad de convertir tus sueños en realidad.”

Os deseo mucha suerte, que os llenéis de la energía divina y que consigáis el equilibrio necesario para afrontar cualquier reto, procura dar y recibir muchos abrazos. Un abrazo.

Angelica Sanchéz-Moreno Alzamora
angelica.sanchezmoreno5@gmail.com
No Comments

Post A Comment