Casa de playa...

¿ENVIDIAS A ALGUIEN? PERFECTO…

No siempre el sentir envidia es malo.Me refiero a cuando decimos que envidiamos, pero más bien lo que sentimos es admiración, anhelo y, a veces, hasta nostalgia, de lo que desearíamos tener o, haber tenido para nosotros, una envidia bien utilizada puede convertirse en una información valiosa, para saber con precisión lo que nos gustaría ser o tener.

Si quieres una vida diferente primero tienes que saber cómo es esa vida que tanto deseas. Muchas personas anhelan cambiar de vida, no les gusta su situación actual, están insatisfechas con su familia, pareja, trabajo y relaciones y, aunque siempre están hablando de que quisieran tener esto o aquello, son incapaces de describir con claridad, qué es lo que realmente quieren ser o tener.

A través del trabajo de coaching que realizo, he podido comprobar que las personas que quieren cambiar su vida, les cuesta precisar cómo quieren que sea esa vida ideal, que es lo que realmente ansían, que quieren cambiar o, cómo les gustaría vivir.

Cando dices que te gustaría ser como esa amiga que viaja constantemente, tener un cuerpo saludable, dinero para vivir holgadamente o lujosamente, otro trabajo, otra profesión, una casa más grande, un coche deportivo y muchas otras cosas, ¿podrías describir de forma explícita cada una de esas cosas, sabes en realidad qué es lo que te haría feliz y para que quieres tener todo eso?

Envidiar a alguien es un buen punto de partida, nos puede mostrar lo que muchas veces no podemos o no sabemos expresar por propia iniciativa;; no digo que la envidia sea un buen sentimiento, pero nos puede servir para saber cómo nos gustaría ser y vivir.

Cuando digo que pienses en la vida que deseas, no me refiero a que pienses en que tienes que ‘ser realista’, como me dijo en una ocasión una clienta, no poner el arado delante de los bueyes, no se trata de que tomes como punto de partida tu vida actual; más bien se trata de que dejes en libertad tu espíritu y tu mente y, que expreses con toda libertad tus más grandes deseos, aunque te parezca que estás soñando, se trata precisamente de eso, porque en esta vida no hay nada imposible y, para alcanzar algo, primero hay que soñar.

“La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa”. Albert Einstein

Cómo hacerlo, el truco es que puedas describirlo con toda precisión, no se trata solo de mejorar lo que tenemos, o pensar, qué puedes hacer con lo que ya sabes hacer, es ir más allá, se trata de expresar con toda libertad todo aquello que te gustaría conseguir, piensa con detenimiento cómo sería tu vida ideal en todos sus aspectos, cuanto más precisión, mejor y, así sabrás lo que quieres.

Un buen ejercicio es escribir todo lo que deseas, mejor aún si lo acompañas gráficamente, puedes dibujar o pegar fotos que te ayuden a visualizar mejor lo que quieres, por ejemplo, si quieres una casa nueva, describe como sería, colores, espacios, ambientes, decoración y hasta el olor que tendría. Una vez que lo has descrito con toda claridad, puedes empezar introduciendo cambios en tu vida actual, acciones que te conduzcan a esa nueva vida que deseas, pasos que te acercarán a esa vida ideal y, cuando menos te o esperes lo habrás conseguido o, estarás muy cerca de hacerlo. Paul Arden, en su libro ‘Usted puede ser lo bueno que quiera ser’, dice que las imágenes tienen un poder especial en la mente de las personas, él recomienda, que más que hablar y hablar, debemos plasmar nuestra creatividad en imágenes.

Cuando sabemos a dónde queremos llegar, es más fácil buscar, el o los, caminos que nos permitirán conseguirlo, te sorprenderías de lo que mucha gente ha logrado con este simple ejercicio; la próxima vez que envidies a alguien, piensa que puedes usarlo como tu punto de partida para diseñar la vida que tanto deseas conseguir. Busca el tiempo necesario y, empieza a confeccionar tu cuaderno de los deseos, con imágenes y todas las anotaciones necesarias.

Que tengáis una buena semana, aprovecho este espacio para agradecer a todas las personas que han colaborado con su inscripción en este blog renovado. Un fuerte abrazo.

Angelica Sanchéz-Moreno Alzamora
angelica.sanchezmoreno5@gmail.com
No Comments

Post A Comment