Sal de tu zona de confort

Decídete a vivir: Sal de tu zona de confort

Hola amigos, he planteado este tema porque creo que es muy importante en nuestras vidas, sobretodo porque muchas veces no tomamos conciencia de cómo vivimos, os digo que sobrevivir, no es vivir; permanecer dentro de nuestra zona de confort, haciendo lo mismo día tras día, creyendo que a pesar de todo estamos bien, que los cambios no tienen sentido, es como haber dejado de vivir.

Antes que nada creo que es necesario entender qué es la zona de confort, la definiremos como el estado mental y físico que nos creamos para protegernos de lo desconocido,  es un estado en el que aunque no nos sintamos del todo felices, estamos convencidos que más vale malo o regular conocido, que bueno por conocer. Es ese espacio en el que te encuentras cómodo y seguro, es la zona que creamos para justificar nuestra incomodidad, nos convencemos a nosotros mismos diciendo que, a pesar de todo, no estamos tan mal y, que intentar un cambio podría ser peor, así evitamos miedos, temores, riesgos e incomodidades.

Sofía Randall en su Blog ‘Namasté’ dice que “la zona de confort la comprenden muchos factores. Entre ellos se encuentran: tus hábitos, tus rutinas, tus conocimientos, tus habilidades, tus actitudes y tus comportamientos; todo aquello conocido para ti y a lo que estás acostumbrado. Es decir, no cambiar nada de lo que te rodea, actuar como siempre lo has hecho, no aventurarse, no modificar. Significa que tu vida está tan a gusto que realmente has dejado de crecer”.

Para salir de la zona lo primero es cambiar nuestros hábitos, sobre todo aquellos que nos perjudican, porque no hay nada peor que vivir infeliz y no hacer nada para cambiar: permanecer en un trabajo insatisfactorio; vivir con tus padres;  tener vicios como el tabaco, alcohol, comida o drogas; vivir con una pareja cuando ya se perdió todo el deseo de ser pareja; la flojera y el desánimo; la cómoda rutina; el desorden; el caos y la falta de organización,  la falta de constancia y el aburrimiento.

Si queremos crecer como personas, lograr lo que queremos, cumplir nuestros sueños y, empezar a vivir, debemos romper nuestra zona de confort.  Para lograrlo hay que dejar de hacer lo mismo, porque de lo contrario nada cambiará. Crecer significa nuevas experiencias, nuevos conocimientos, descubrir nuevas habilidades y, sobre todo, crecer significa amarnos y desearnos lo mejor, abandonando los miedos que nos paralizan.

Margarita Alhambra, nos propone un método para aprender a vencer nuestros miedos que consiste en “acercarnos a nosotros mismos con mucho cuidado y mirar en el fondo de nuestras emociones, descubriremos un lugar donde habita nuestro niño interno  y cuando lo podamos observar con cuidado podremos ver su miedo tan antiguo, pero un miedo tan fuerte como el de un niño desvalido que no se atreve a explorar. Date tiempo para observar a tu niño interno y proponte acompañarlo con mimo a descubrir nuevos horizontes, nuevas formas de hacer las pequeñas  cosas de tu vida”.  

Creo que este ejercicio nos puede ayudar a dar ese paso necesario para el cambio, en algunos casos será necesario pedir ayuda profesional, porque no siempre tenemos las herramientas necesarias para lograrlo, un psicólogo o un coach pueden guiarnos hacia aquello que queremos lograr.

A continuación os dejo un vídeo muy motivador,  que nos demuestra que es posible hacer realidad nuestros sueños y deseos. Os deseo mucha suerte.

Angelica Sanchéz-Moreno Alzamora
angelica.sanchezmoreno5@gmail.com
No Comments

Post A Comment